martes, 29 de julio de 2008

Vade retro


El arte nunca es casto, y habría que mantenerlo alejado de todos los ignorantes inocentes. Si la gente no está preparada para él, no hay que permitir que se acerque. Sí, el arte es peligroso. Si es casto, entonces no es arte.

Pablo Picasso


La escultura es Femme couteau, de Louise Bourgeois



5 comentarios:

Strawberry Roan dijo...

La escultura es de lo más inquietante...
Si como dijo Pablo Picasso, el arte nunca es casto y debería estar alejado de todos los ignorantes inocentes, ¿que se haría con los ignorantes NO inocentes? ¿Ponerlos bajo es cuchillo y accionar la palanca?

cure of love dijo...

Creo que Picasso gustaba de no-ignorantes+no-incentes y creía que todavía se podía hacer algo por los ignorantes+inocentes (o al menos les tenía en cierta consideración, o les daba penilla o asco o algo...). Pero no le intersaba nada los ignorantes+no.inocentes: estos estaban perdidos.

Erredé dijo...

No es mala idea la de Picasso, pero para apartar a los ignorantes del arte habría que determinar qué es arte y qué no lo es.

Capri c'est fini dijo...

Menudo mazado de Picasso a la democratización del arte... en cualquier caso, estoy en parte de acuerdo con la cita: el arte no debe ser casto, ni pacato, ni mojigato. Debe tener peligro de abrir las mentes. Besos.

matías miguel clemente dijo...

enjoy enjoy¡¡¡ besos¡¡¡